23.10.2019 |

“Concientizar acerca de la magnitud del problema y la situación de Uruguay”

El proyecto “Hacer visible lo invisible”, integrado por alumnas de FCOM, fue seleccionado como uno de los veinticinco mejores de Uruguay de un total de 227 en el premio “Comprometidos”

“Hacer visible lo invisible” es un grupo de voluntarias que trabaja en la concientización y prevención de la trata de personas con fines de explotación sexual, mediante la realización de talleres en instituciones educativas formales y no formales. Este equipo está integrado por seis alumnas de la Facultad de Comunicación de la UM (FCOM), que se desempeñan como talleristas y/o colaboradoras. Ellas son: Lucía Alonso, Luna Gil, Carina Machado, Tatiana Oviedo, Valentina Priore y Manuela Silva.

Estas jóvenes, que ya cursan el último año de carrera, trabajan brindando talleres a estudiantes de secundaria y bachillerato, así como también a sus docentes. En la siguiente entrevista, el equipo de “Hacer visible lo invisible” cuenta sobre su trabajo, sus planes a futuro y su participación en el premio “Comprometidos”, en el que este proyecto fue seleccionado como uno de los veinticinco mejores de Uruguay de un total de 227 ideas de todo el país. Además, en el encuentro de Comprometidos recibieron la propuesta de UNICEF para trabajar en conjunto a través de propuestas anuales que se abren en Uruguay y Argentina.

¿Cómo surge el proyecto?

Hacer visible lo invisible surgió como idea en diciembre de 2017 por el interés que teníamos todas las integrantes en saber más sobre la trata con fines de explotación sexual. Comenzó en el marco de una investigación que realizamos para la materia Sociología y Comunicación.

Comenzamos a implementar los talleres en marzo de 2018 en el Liceo Espigas, en donde trabajamos con un ciclo de actividades mensuales en ciclo básico durante cuatro meses. A partir de allí nos fuimos expandiendo a otras instituciones y, hoy, ya tenemos experiencia de trabajo con edades desde los trece hasta los veinticinco años en los siguientes lugares (además de Espigas): Liceo de Paso Carrasco, Liceo N°3 de Las Piedras, UTU Malvín Norte, Liceo N°75 del Prado, UTU Central, UTU Marítima, Centro Juvenil El Puente y primer año de Psicomotricidad de Facultad de Medicina de UdelaR. A su vez, nuestro proyecto ha ganado dos fondos monetarios para llevar a cabo nuestro trabajo.

¿Cuál es el objetivo?

Como el nombre del proyecto lo indica, el principal problema a resolver es la invisibilización de este delito. Buscamos concientizar acerca de la magnitud del problema y la situación de Uruguay. Trabajar con grupos vulnerables (la mayoría de las víctimas tiene entre quince y treinta años) ayuda a que sean los propios estudiantes quienes se involucren y se conviertan en replicadores de conocimiento en sus comunidades para seguir visibilizando esta problemática. Además, abordamos el uso responsable de redes sociales (una de las maneras de captación de víctimas en las redes de trata) y sobre cómo aportar desde la comunicación para una correcta difusión y visibilización de este problema.

¿Cómo difunden su trabajo?

Las redes sociales son fundamentales en este aspecto y nos han dado mucha visibilidad en este último año. Cuando comenzamos en el 2018 íbamos golpeando puertas en las instituciones para dar a conocer nuestro trabajo y pedir que nos dieran los espacios; sin embargo, este año el “boca a boca” hizo lo suyo y fueron las propias instituciones las que se fueron acercando a nosotras para solicitar talleres, o para que les brindáramos material porque estaban interesados en el tema o porque detectaron situaciones de riesgo dentro de la propia comunidad educativa.

¿Cuáles son los planes a futuro?

El principal plan a futuro es poder llegar a otros departamentos, sobre todo a la frontera, en donde sabemos que la trata gana muchísimo terreno. Para esto nos gustaría comenzar a hacer talleres exclusivos para docentes del interior en Montevideo sobre concientización y prevención, y que luego sean ellos mismos quienes repliquen el conocimiento en cada institución. De esta manera se difundirá la información entre muchísimos jóvenes más que con un taller puntual dado por nosotras.

Además, una integrante del equipo, Valentina Priore, está trabajando en un proyecto paralelo de creación de una biblioteca móvil sobre temas vinculados a la promoción de la igualdad de género.

¿Cuál fue su participación en el premio “Comprometidos”?

Nuestro proyecto fue seleccionado como uno de los veinticinco mejores de Uruguay de un total de 227 ideas de todo el país.  El encuentro, una iniciativa a nivel regional, se llevó a cabo el viernes 5 y sábado 6 de octubre. Además de tener dos días cargados de actividad y capacitaciones en las que explicamos nuestra iniciativa frente a otros equipos, tuvimos la posibilidad de presentar nuestro proyecto frente a un jurado integrado por representantes de Socialab, UNESCO, UNICEF, OPP y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

Luego de finalizado el encuentro, la representante de UNICEF, que se encontraba allí, se acercó a nosotras y nos comentó el interés de trabajar en conjunto a través de propuestas anuales que abre UNICEF en Uruguay y Argentina. Plantearon la posibilidad de trabajar mediante alianzas con organizaciones que trabajan con temáticas vinculadas a la educación a nivel de la sociedad civil. Nos manifestó la necesidad de abordar esta temática desde en el aula, por lo que estamos en comunicación con la organización y pendientes de la apertura de próximos llamados para comenzar a trabajar con ellos.