¿En qué andan?

Volver a listado

Gastón Martínez

Gastón Martínez pertenece a la generación 2010 de la Facultad de Comunicación (FCOM) de la UM. Su gran pasión por la fotografía lo hizo ganador de diversos premios a nivel nacional, entre ellos el primer puesto en el concurso Objectif sport, organizado por Fondation Alliance Française de Paris.

Desde el año 2012 se desempeña como realizador audiovisual freelance. Ha trabajado para organismos y empresas privadas de gran prestigio alrededor del mundo. Actualmente es realizador en dos reconocidos proyectos de la televisión uruguaya: El Origen y Premio Destacados.

En la siguiente entrevista habla sobre el documental “Pilsen Rock. La película”proyecto audiovisual que realizó junto a Jimena Vila (codirección y producción), Juan Maruri (fotografía) y Bruno Chechi (sonido), todos egresados de FCOM.

¿Cuándo comenzaron a realizar el documental del Pilsen Rock?

En marzo del 2013, un día que Adriana Loeff (profesora de Realización documental) nos envía un mail pidiéndonos que pensemos historias para hacer un corto documental. En ese momento descubro que no había ningún material audiovisual que reuniera información y que contara lo que pasó durante las seis ediciones del festival. Por la manera en que lo había vivido yo, siempre pensé que era una locura que no hubiese un registro documental. Además, en el 2013 se cumplían 10 años de la primera edición, todo cerraba.

Ese semestre realizamos “Nació grande”, un corto documental de 10 minutos con el que nos aproximamos al tema. Hicimos entrevistas, buscamos material de archivo y conocimos mucho sobre el fenómeno. Recuerdo pasar horas buscando diarios en la biblioteca del Palacio Legislativo para ver cómo los medios de prensa trataban el festival, para entender el porqué de todo.

En ese momento recuerdo que Jimena estaba buscando trabajo y puso en su currículum el cortometraje. Al otro día mucha gente lo compartió en redes, se empezó a propagar y nosotros no entendíamos nada. Ahí dijimos: “Nos quedamos cortos”, y empezamos a ver con buenos ojos la idea de hacer algo más profundo, con una mayor investigación y duración de lo que habíamos concretado. Sin dudas la tesis era el momento ideal para llevarlo a cabo. En el primer semestre del 2014 planteamos el guion y nos pusimos a filmar.

¿En qué consiste el documental?

El documental tiene como foco la llegada, con miedos y prejuicios, de algo nuevo y grande a una ciudad chica como Durazno. A partir de ahí se cuentan los hitos más grandes y ricos -a nuestro entender- del Pilsen Rock, con tres ejes principales: la música, la ciudad de Durazno y la sociedad del momento.

¿Qué los motivó a contar esta historia?

Para mí es el festival de música más grande del Uruguay. La motivación principal es lo que se vivió, cómo se vivió y cómo trascendió. Fui a la tercera edición cuando tenía 14 años y me marcó. Hasta el día de hoy me reúno con amigos y recordamos anécdotas de esos años en los que fuimos. Sé que a muchísimas personas les pasa igual.

Obviamente que con un documental de una hora es imposible abarcar todo lo que pasó en esos seis festivales. Muchos, posiblemente, no recuerden cuántas ediciones se hicieron, cuál tuvo mayor convocatoria o cuál fue la mejor, pero sí tienen presente que allí se vivió algo único. La idea es que puedan viajar a ese momento que vivieron con tanta alegría.

¿Por qué decidieron estrenarlo en YouTube?

Se estrena el 3 de abril en YouTube, a las 21 hs de Uruguay. La decisión radica en la esencia de las primeras ediciones del festival: era totalmente gratuito y en el centro del país, o sea, accesible a todo aquel que quisiera ir. Entonces nuestra idea es la misma, solo es necesario un dispositivo con internet y ganas de ver el documental.

¿Cuáles fueron los mayores desafíos que enfrentaron?

Primero, es el proyecto más largo en tiempo que realizamos. En mi opinión, lo que lleva mucho tiempo ya es consecuencia de grandes desafíos. Luego, el solo hecho de meterse con un tema que tiene tantas puntas para tirar, te hace pensar mucho en lo que querés contar, y poder llegar a ello de forma clara y fiel tiene su dificultad.

Además, si bien contamos con el apoyo de muchos compañeros y amigos para filmarlo, era un proyecto muy grande para dos estudiantes. Necesitábamos muchos recursos económicos, técnicos y humanos para llevarlo a cabo y a veces, la gestión de esos recursos ,es un tema muy complejo. Sobre todo, porque es muy difícil cubrir el presupuesto. Pero sin dudas tuvimos un montón de manos amigas que siempre estuvieron atrás de nosotros para que el documental fuese posible. 

¿Qué es lo que más disfrutaste de la realización?

Verlo finalizado es una gran satisfacción, más que nada pensando en que, como estudiante, por lo general realizas piezas mucho más cortas y hacer algo más largo lo ves muy lejano.

Mientras lo estás haciendo estás muy metido en la mínima y eso hace parecer que no terminás más. A veces está muy bueno poder hacer como una especie de “zoom out” para ver a nivel macro lo que estás logrando.

También hay algunos mojones que son muy disfrutables. Tener el primer corte, hacer un visionado con quienes te dieron una mano para filmarlo, colgar el trailer en internet y ver que le generas algo a la gente es muy lindo.

¿Cuáles son tus expectativas a futuro en el medio audiovisual? ¿Tenés pensado realizar otro documental?

A corto plazo no está planeado, pero quién sabe. Eso es lo divertido de trabajar en esto: un día te llega una idea, un tema o una propuesta y de la nada te embarcas en algo nuevo.

Por el momento mi plan es seguir trabajando en los proyectos que estoy ahora, quiero irme al exterior a profundizar en la cinematografía y, mientras tanto, no parar de filmar.

¿Qué herramientas te brindó la UM para desarrollarte profesionalmente?

La UM me brindó herramientas técnicas para poder tirarme al agua con lo que quiero hacer. Eso sin dudas. Pero lo que más valoro es que fue un generador de pensamiento crítico, un motor para poder analizar la realidad de diversas maneras, además de ser insistente y exigente con mi trabajo.

Nota realizada en 2018