¿En qué andan?

Volver a listado

Javier González

Javier González siempre tuvo mayor afinidad por las letras que por los números. Contar historias y escribir cuentos eran actividades que le despertaban la imaginación cuando era niño. También disfrutaba de tocar la guitarra y surfear con sus amigos. Ya en la universidad, como alumno de la Facultad de Comunicación de la UM (FCOM), Javier acostumbraba llegar despeinado a la materia Comunicación Escrita. El profesor, al tanto de que había pasado toda la mañana surfeando, le dijo: “Tenés que escribir sobre lo que a vos te gusta, porque en eso te va a ir bien”. Fue un consejo que lo marcó y que siguió al pie de la letra.

Hasta el momento ha trabajado en varios medios de comunicación. Por cinco años fue el jefe de Prensa de la Unión de Surf del Uruguay. Hoy es uno de los creadores y el editor jefe de Salvaje, un sitio web con contenidos sobre música, arte, deporte, comida sana, películas, moda, aventuras, destinos y personajes “salvajes”. Además, es músico profesional independiente y agente de los surfistas profesionales Lucas y Santiago Madrid.

Hace unas semanas llegó de cubrir los Juegos Panamericanos de Surf en Perú. En la siguiente entrevista habla sobre su reciente emprendimiento y cómo logró hacer de sus pasiones su trabajo.

¿Cómo surgió Salvaje?

Estamos online hace aproximadamente dos meses, con muy buenos resultados. En julio se me ocurrió la idea, me asocié con Mathias Bartram y empezamos a armar el equipo. Él trabaja muy bien la parte comercial y yo la parte editorial. Somos un equipo de más de 10 personas. Martín Cajal, también graduado de la FCOM, es el redactor principal.

¿Qué te motivó a crear el sitio?

Unir todas mis pasiones. Además de la comunicación, el surf y la música. En el camino me fui encontrando con gente que tiene las mismas pasiones y con medios internacionales que me sirvieron como referencia para adaptar los contenidos al medio local. Al principio me costó un montón encontrar un lugar, porque el surf es un deporte menor, pero ahora la gente ya lo conoce.

¿Cuáles son los objetivos del sitio?

La idea es ocupar un nicho. Hay medios que escriben sobre comida, surf, moda, arte, y nosotros nucleamos todo eso. La página surge como un híbrido de la oferta cultural de una ciudad como Montevideo y, por otro lado, de todo el estilo de vida que surge de los deportes extremos y personajes que nosotros llamamos salvajes, es decir, que hacen cosas que salen de lo convencional.

Nos diferenciamos por el enfoque que le damos a las notas, por la búsqueda de esos personajes que están alrededor nuestro, pero que no han sido descubiertos. Estamos tratando de sacar a flote a esas personas que, en muchos casos, no son famosas. También tenemos algunas notas con personajes muy conocidos, pero en este caso buscamos que los entrevistados digan cosas que a otros medios no se las dirían.

Además, hay un montón de mitos por derribar, por ejemplo, que los surfistas son vagos y que se pasan tirados en la playa. Hoy en día el surfista que se quiera dedicar a este deporte se tienen que cuidar y entrenar como cualquier atleta, porque el surf se ha profesionalizado mucho.

Pensando en un futuro, la idea es exportar el formato a otras capitales de la región.

Sos Magister en Dirección de Comunicación de la UM, ¿qué te impulsó volver a estudiar?

Quería volver a estudiar antes de los 30 años de edad para aggiornarme. A la Licenciatura en Comunicación la terminé en 2010. Después trabajé mucho, pero en 2015 sentí que necesitaba volver a lo académico.

El máster fue como hacer un F5. Además, es un buen espacio para generar contactos y los profesores son grandes fuentes de inspiración. Tuve compañeros que trabajan en empresas importantes, líderes de mercado.

Siempre traté de mejorar y fortalecer las áreas en las que me sentía menos fuerte. Seguí esa filosofía durante la carrera, a la hora de elegir las materias optativas, también en el máster y a nivel laboral. En vez de ir a lo seguro fui a lo que consideraba que me iba a complementar.

¿Cuál es tu relación actual con la música y el surf?

Ambas actividades son una vía de escape al estrés, me abstraen de todos los problemas que pueda tener.

Hace tres años que toco la guitarra de forma profesional en la banda Dinamita & La Swing Factory con Federico Pereda. Además, toco en una banda que se llama Masterband, y en otra, junto a mi novia, que se llama Soy Camaleón.

Para el verano tengo agendados más de 20 toques.

¿Cuáles fueron los mayores desafíos que enfrentaste al combinar tus pasiones con tu profesión?

Los principales desafíos vienen de adentro de uno mismo. Cuando vas derrotando esos “no” que vos mismo te imponés la gente se da cuenta de que estás haciendo las cosas convencido. Yo tengo esa filosofía, en todos los proyectos que trabajo doy el 100%. Ganes o pierdas, la actitud y la entrega no la podés negociar, y eso lo aprendí del fútbol. Te vaya bien o mal, algo bueno vas a sacar porque estás comprometido con lo que estás haciendo.

Para eso busco conectarme con las personas que son apasionadas. Porque no se trata simplemente de hacer lo que te gusta, se trata de hacerlo y de forma profesional. Cuando te agotás y sentís que cumpliste un periodo, lo mejor es irse. Hay que tener capacidad para reinventarse. 

Nota realizada en 2017